martes, 27 de abril de 2010

¡Ay, Haití!

Un blog que he descubierto (y del que quizá os hable... otro día :)). Publicaba el video de "¡Ay, Haiti!" y esto ha generado un aluvión de comentarios críticos aludiendo a que los participantes son unos hipócritas por que están montados en el dólar ypodrían comprarse la isla y blablabla. Copio aquí mi contracrítica, ya que me parece que no es una idea aislada.

"Por un lado está si la canción te gusta o no, que te puede gustar o no, igual que Alejndro Sanz o Estopa. La canción es la que es y el que no guste de ella, que no la escuche.

Sobre lo de que si esta gente se puede comprar la isla y que si tienen dinero y blablabla he de decir que yo en ese tipo de comentarios leo más envidia que otra cosa. ¿Y qué si pueden? Leo quejas sobre que estos cantantes, actrices y mucha gente que no reconozco, hacen poco en comparación con lo que podrían. ¿Alguno sabemos qué hacen con su dinero? seguramente muchos de ellos ya han hecho su donación (pongo la mano en el fuego por ejemplo por Juanes) pero también es muy probable que la cantidad total se doble generando este producto. Dicho esto y por otra parte ¿cuántos de nosotros apadrinamos un niño o compartimos lo nuestro más allá de un pequeño porcentaje que no suponga un esfuerzo? Hay poco gente que haga todo lo que puede por ayudar a los demás y veo un cierto matiz de "quejarse por quejarse". Incluso leo por ahí que hacer un videoclip también cuesta dinero. Los beneficios serán mucho mayores que los gastos y más teniendo en cuenta que no parece una superproducción (ni falta que hace).

Haití estaba olvidado antes del terremoto, pero lo estaba por todos, o si no ¿cuántos de nosotros hemos hecho alguna donación por Haiti antes de la catástrofe? La mayoría ni nos acordábamos de que existía.

Es muy fácil criticar (sobre todo cuando no está la víctima enfrente para defenderse o cuestionar la crítica), incluso aunque no haya nada criticable. No me puedo explicar esos ataques si su génesis no está en una oculta envidia."

4 comentarios:

Emilio dijo...

"Es muy fácil criticar (sobre todo cuando no está la víctima enfrente para defenderse o cuestionar la crítica), incluso aunque no haya nada criticable. No me puedo explicar esos ataques si su génesis no está en una oculta envidia"
Esa frase es muy sabia. ¿De quien es? ¿Cosecha propia?
No había paseado antes por aquí, y he leido tu crítica al libro de hace un año. Haciendo referencia a ella, si no te disgustó La sombra del viento, imagino que a estas alturas ya habrás leído El juego del ángel...¿Y bien?

Natalia Pérez dijo...

¡Uy, qué ilusión! a pesar de mi irregularidad se me lee de vez en cuando (y se me comenta, que hace más ilusión, porque se nota y lo otro no) :). La frase a la que aludes es cosecha propia y me alegra que la encuentres sabia.
Sobre el libro, no, aún no he leido El Juego del Ángel. Quedó pendiente porque arrastro una exteeeeeensa lista de libros por leer y creo recordar algún comentario acerca de que era muy parecido a su antecesro. Ahora mismo estoy terminando "La Piedra Lunar" de Willkie Collins, que a pesar de constar de algunos comentarios puntuales algo retrógrados (aunque lógicos dado que se escribió en el XIX) me está pareciendo EXQUISITO. ¿Qué estás leyendo tú?

Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

Balssa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Balssa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.