miércoles, 20 de junio de 2007

Vicente, el Dragón


Hoy fui a ver a Merlin. Merlin es un mago con su tunica azul y su gorro de pico azul tambien. Cuando la princesa esta triste (que tendra la princesa), se escapa de las directrices de su malvado institutor (el castillo es mio y tengo lo que me da la gana, si los institutores no existen, me los invento) y se sube a la torre del mago para que le haga algun chow con productos quimicos que solo deben ser usados por un profesional y se le pase el disgusto. Hoy la princesa estada para pocas realezas y se subio a la torre. Merlin le vio una cara un poco blebeya y le pregunto que que le pasaba. La princesa esta un poco hasta la corona. Resulta que su padre dice que ya tiene una edad para tener atendidos los suntos de palacio (vamos, no lo dice su padre, lo dice su DRI, o documento real de identidad). El caso es que hay unos asuntos que deben estar terminados antes de... bueno, con una fecha, no vamos a estar dando datos de asuntos de estado, pero a la princesa le han dejado un dragon para el fin de semana. El dragon es un prestamo solo para el fin de semana, porque luego el dragon se tiene que ir a su pais de los dragones, que tiene visita oficial de San Jorge. Total que la princesa no sabe si renunciar a su posicion, y tener que poner una merceria a la entrada del pueblo para irse con el dragon de copas un finde, o atender a los asuntos de estado como dirigente responsable y que le den por saco al dragon. A todo esto salir con un dragon, es un toston, porque apesta a humo y a cueva a veces y hay muchos garitos donde no te dejan entrar, pero es que mi dragon es tan divertido... Bueno, pues Merlin me ha dicho que tome una decision y no me estruje tanto la cabeza, que me estoy despeinando. Que lo que tengo que hacer es darme vida y hacer lo que tenga que hacer antes de subirme a la carroza y despues me pire con el dragon (Vicente, se llama) que ademas codearte con un dragon da prestigio y luego agiliza los asuntos de relaciones. Y que si el institutor se enfada, que se ponga lo ultimo de Wagner e invada Austria. que ademas con tanto estres me estoy arrugando, ultimamente no me arreglo nada y que vaya una imagen que voy a dar al extranjero.



Se me esta yendo mucho..

1 comentario:

J.D.Sánchez dijo...

Increíble, cómo ha cambiado esta historia que de niño me dejaba con la boca abierta. Bueno, si te digo la verdad, ahora me llega la mandíbula hasta el suelo de todo lo que se entera uno de este Merlín jejeje.

Escribes muy bien.

Besos