viernes, 26 de septiembre de 2008

Y eso que no ha sido a ti a quien le han dado por culo...

Hoy voy a hablar sobre algo que no me toca directamente pero que ha sucedido en mi entorno y no me deja en absoluto indiferente...

Todos tenemos problemas, circunstancias que hacen más difícil nuestra existencia. Y todos tenemos derecho a intentar solucionarlos. Luego hay problemas que uno lleva dentro y no se solucionan tan fácilmente. Contra estos, lo común, admisible, digno y respetable es huir. Es absurdo huir de los propios fantasmas, pero un psicoanalista es muy caro. Hay quien para ello cambia de ciudad, de trabajo o, como cantaba Manolo García, "me corto el pelo una y otra vez". Tabién hay quien lo hace todo junto. Lo que no es de recibo es atentar contra la estabilidad de los demás y estropearles su vida porque no sabemos arreglar la nuestra. Cuando el acto se comete además por no esperar un mes a algo que iba a ocurrir de todas maneras, se denomina egoismo desmedido.

5 comentarios:

Azena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
qaesar dijo...

Reflexiones serenas y sencillas, además de elegantes... Para volver de vez en cuando.

Bssss

Cosas mias y otros cuentos dijo...

Hay cosas indefendibles pero puedes intentarlo si quieres. Me encantaría estar equivocada, haber emitido un juicio prematuro y que realmente hubiera alguna razón que hiciera de esto un asunto menos injusto e innecesario.

Qaesar, gracias, por aquí te espero. :)

Nils dijo...

De todos modos cuando cuelgas algo en un blog y hablo por lo que he visto en los dos blogs, estáis sujetas a críticas, os podran gustar más o menos, pero entonces no haberlo hecho público, un beso y nos vemos el viernes.

Cosas mias y otros cuentos dijo...

Nils, yo no creo haberme quejado de que se me comente, todo lo contrario. Si se ha interpretado así, ha sido de manera equivocada.