jueves, 23 de agosto de 2007

La prueba del pollazo

Tengo varios coleguillas aeronáuticos. Dos de ellos me han hablado de una prueba a que se somete a los aviones y que algunos llaman "La prueba del pollazo". Consiste en lanzar un pollo, oca, ave de cierta envergadura (hay granjas que las crían especialmente para este menester, con un peso determinado y que cobran una passssstaaa) contra el motor de un avión. Le pregunté a Roberto si por lo menos el pollo estaba muerto. No. "Tú ten en cuenta que no tiene nada que ver un animal muerto con uno vivo." Parece ser que actualmente, al menos, los drogan.
Una de las peores cosas que le puede pasar a un avión en el vuelo es "tragarse" un pájaro y Rober me envió un enlace a un video que muestra la que puede liar el pobre pájaro (que en este caso concreto, no dejó de ser el peor parado).
Fue Juan de la Cuerva quien me habló primero de este tema. Resulta que por esto, en los aeropuertos ponen a un halcón a hacer las veces de guardia (al que por supuesto, Juan torea como quiere...)


4 comentarios:

Lyd dijo...

¡Ey! Me encanta tu nuevo blog! Aún no había tenido el momento de echarle un vistazo (y todavía tengo que profundizar un poco más), pero lo que veo me gusta mucho.

Y encantada de que me hagas publicidad, también! ;P

Lyd dijo...

Por cierto, que todas mis tiras (incluída la del lanzamiento del pollo) están en el blog de Juan de la Cuerva. Podrías haberlas cogido de allí ;)

Cosas mias y otros cuentos dijo...

Las cogí de allí!! No encontre la del lanzamiento de pollo....

Lyd dijo...

Aquí. ;)